dcsimg
   HomeNosotrosAnimales ProductivosAnimales de CompañíaBioseguridadProductosAsesoríaDonde Comprar
Usted está en:  Home | Animales Productivos | Bovinos | Enfermedades
Cetosis enfermedad metabólica en Ganado Lechero


Cetosis



La cetosis es una condición muy común que afecta al ganado lechero. Esta enfermedad metabólica es denominada acetonemia o cetosis. En el ámbito de ovinos se le llama también toxemia de la preñez o enfermedad de la preñez. La cetosis es una enfermedad metabólica que ocurre durante la lactación de ganado lechero. Algunos síntomas que aparecen durante esta condición son: pérdida de peso, pérdida de apetito, disminución en la producción de leche y anormalidades neurológicas. Comúnmente, cuando los síntomas se observan en varias vacas del hato, es un indicativo que la mayoría del hato desarrollará cetosis si las condiciones alimenticias no son cambiadas.


QUÉ ES LA ACETONEMIA O CETOSIS?

“La cetosis es un balance negativo de energía generalmente a las 2 a 6 semanas post-parto” (Glenn 356). El consumo de nutrientes está reducido y la energía que se requiere para mantenimiento y producción láctea no se alcanza. “Los niveles de glucosa en el cuerpo caen causando hipoglucemia, de forma que el cuerpo trata de corregir esta situación procesando grasa corporal y proteínas” (Glenn 356). Esto produce aminoácidos y triglicéridos los cuales posteriormente son transformados en cuerpos cetónicos. Esto es muy común en ganado lechero de alta producción. “La cetosis se producirá cuando los cuerpos cetónicos son producidos en demasía y el requerimiento energético de los mismos es excedido” (Glenn 356). De esta forma habrá un exceso de cuerpos cetónicos en la sangre, los cuales después son eliminados por respiración, orina y leche.


SÍNTOMAS

Son varios los síntomas que se presentan en una vaca lechera con cetosis. Estos signos pueden ser ligeros (subclínicos) al comienzo pero con el paso del tiempo éstos empeoran notablemente.

- Pérdida de peso, leve al inicio, pero incrementa si la cetosis no es tratada
- Pérdida de apetito
- Caída en la producción láctea
- Letargia
- Heces cubiertas de moco
- Olor cetónico del aliento, orina y/o leche de la vaca
- Pica (deseo urgente de comer algo extraño), rechazo a comer material grosero y grano
- Movimientos limitados o con comportamiento de excitación.


TRATAMIENTO

Dado a que el nivel de glucosa disminuye y como efecto aparece la hipoglucemia, la forma de detener esta enfermedad metabólica es incrementando los niveles de glucosa. Para incrementar dichos niveles de glucosa se administra endovenosamente solución glucosada a la vaca. “Normalmente 500 ml de glucosa 50% y una administración intramuscular de glucocorticoide es el tratamiento. También se suministra propilenglicol de forma oral” (Amstutz 737). Estos tratamientos deberían incrementar los niveles de glucosa en sangre, revirtiendo los efectos de la cetosis. Debería haber un notable incremento en peso y producción láctea del animal después de la administración de solución glucosada. “El tratamiento debe repetirse aproximadamente uno o tres días después del tratamiento inicial” (Amstutz 737). Esto asegurará una mejor recuperación con visibles signos de salud y mayor producción láctea.


PREVENCIÓN

La prevención es la clave para limitar la ocurrencia de cetosis y es su mejor tratamiento. La cetosis puede ocurrir aún cuando las medidas preventivas se hayan tomado, pero contribuirá de forma importante en la salud del hato si se llevan acabo.

- Condiciones propicias durante la lactancia y el periodo seco
- Alimento concentrado en cantidades pequeñas durante dos semanas antes del parto
- Se debería evitar la sobrealimentación
- Máxima ingesta de materia seca
- La paja debería ser substituida por altas raciones de ensilado
- Después del parto la materia seca debería tener 16-18% de proteína cruda y 19-21% de fibra.



Versión para Imprimir     Enviar este artículo a un amigo
Versión para Imprimir     Enviar este artículo a un amigo